Categorías
NOVEDADES

ESTUDIO DE MASTERING ANALOGICO

Una de las preguntas más comunes sobre la masterización es qué es y en qué se diferencia de la edición digital. Básicamente, la masterización analógica es un proceso que hace que los CD y casetes suenen incluso mejor que los archivos digitales. También es una forma de mejorar la calidad del sonido del audio grabado previamente. Además, algunas personas piensan que la masterización analógica da como resultado un sonido más cálido y rico. Esencialmente, la masterización analógica es una parte esencial del arsenal de cualquier profesional de audio.

La masterización analógica se lleva a cabo en un estudio con equipos de alta calidad y profesionales experimentados. El proceso comienza con las mediciones y luego pasa a la ecualización, la compresión, la eliminación de timbres, la eliminación de clics y el filtrado. Seguir este proceso le da al ingeniero el mejor control sobre la calidad del sonido del producto final. Cada paso parece hacer que la música suene mejor que el anterior. De hecho, muchas personas que nunca han pisado un estudio de grabación se refieren a sus mezclas como «sonido analógico». Claramente, la masterización analógica no solo es posible sino también muy deseable en muchas situaciones.

La masterización analógica se diferencia de la masterización digital en que utiliza diferentes técnicas y equipos. Cada proyecto de audio analógico requiere una configuración personalizada con componentes cuidadosamente seleccionados. Esto incluye mesas de mezclas, cables analógicos y altavoces, así como grabadoras digitales y de cinta. Cada equipo contribuye al resultado final al maximizar la calidad de cada pista que se está masterizando. Después de configurar y calibrar todo el equipo necesario, cada proyecto pasa por la ecualización (EQ), la compresión y la limitación antes de generar archivos de audio masterizados.

Cuando se habla de masterización analógica, es importante tener en cuenta que hay varias formas diferentes de hacerlo. Algunos estudios prefieren usar métodos de transferencia directa a analógica (DTA) para sus proyectos. En este método, el grabador transfiere directamente su vinilo o cinta a cintas de casete o CD vírgenes sin utilizar un formato intermedio como MP3. Otros estudios prefieren usar un formato intermedio como un archivo APS o AIFF antes de pasarlo a la máquina de masterización. También es típico que dos o más ingenieros trabajen en un solo proyecto para que uno pueda manejar aspectos técnicos como EQ y compresión mientras que otro maneja cosas como la saturación de cinta o la configuración de compresión en la consola (Bias). ¡Estas configuraciones aseguran que cada canción obtenga el mejor resultado magistral posible!

En general, la masterización analógica es una forma creativa para que las personas creativas hagan que su música suene incluso mejor que antes. También es una excelente manera para que los músicos solucionen problemas con sus pistas antes de enviarlas para su distribución comercial. ¡Cualquier persona interesada en la música puede beneficiarse de saber cómo hacer un trabajo de masterización analógico efectivo!